Incapacidad para iniciar o mantener el sueño o que éste no sea de calidad.No será de calidad cuando nos levantamos cansados y el sueño no haya sido reparador de las fatigas del día.

Hay diferentes tipos de insomnio: tardar mucho en dormirse, despertarse mucho antes de la hora de levantarse, despertarse muchas veces durante la noche o levantarse cansado.

El insomnio se presenta cuando la persona no es capaz de mantener las condiciones adecuadas para que se dé la función automática de dormir.

Una situación fisiológica inadecuada, un ambiente físico no propicio o una activación fisiológica determinada nos puede dar una mala noche. Cuando esto se da durante un cierto tiempo, se rompe la función automática del dormir y aparece el insomnio, como un problema.

Las causas del  insomnio pueden ser muy variadas, desde padecer el efecto “jet lag” a tener preocupaciones, o padecer depresión, estrés o ansiedad, o bien por tomar substancies toxicas, o simplemente  por dormir mucho durante el día, entre otras.

El insomnio puede provocar fatiga, irritabilidad, desorientación, ineficacia en el trabajo, mal humor, etc.

Para combatir el insomnio lo primero de todo será solicitar la ayuda y asesoramiento de un especialista, pero podéis tener en cuenta los siguientes consejos:

  •  Mantener una alimentación equilibrada y hacer ejercicio físico.
  • No tomar alcohol o café, justo antes de ir a dormir.
  • Realizar alguna actividad relajante antes de ir a dormir.
  • Evitar situaciones estresantes antes de ir a dormir.
  • Ir a la cama cuando se tenga sueño.
  • Y no dejar que se acumulen los problemas o las preocupaciones.

 

Montserrat Morales. Psicóloga-Formadora- Coach   Más información en  el 680904672 o en  info@cepsico.com

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!